Mi país, Rumanía y mi vida en fiestas navideñas

Hay muchas cosas de diferencias entre las tradiciones latinomaericanas y las europeas. Sin duda extraño los cohetes, la música y el ambiente festivo de mis raíces. Pero por estos rumbos siempre hay cosas interesantes que hay que resaltar. 

En mis tierras latinoamericanas la tradición en estas fechas es comer los deliciosos tamales.

Mientras que en Rumanía se come sarmale. Es carne con arroz enrrollado con hojas de repollo u hojas de uvas.


Ah y no puedo dejar de contarles sobre las tonteras que hago con la nieve en estas fechas. Que para mí se ha convertido en una obsesión divina. Sinceramente creo que nunca voy a superar la nieve y el hielo.

En Rumanía hacen una tradición que se llama la danza de la cabra.

En America Latina hacen muchos festivales de merengue salsa, bachata etc.


Y no puedo dejar de mencionar que el 24 me la pase con este hombre que mucho me soporta jajaja. Mi amado Stoica, siempre me pasa explicando de sobre las tradiciones europeas. Esta foto fue el 24 de diciembre. Y fuimos a una cena normal con unos amigos. Sentí una enorme diferencia con el ambiente de mi tierra. Pues nada había afuera. Bueno excepto las luces, no puedo negar, tienen muy adornado con luces. Pero en mis tierras la navidad se vive con sabot, mucha música, mucho baile, muchos conciertos, muchas bromas, risas. Creo que no me alcanza las palabras para describir. Pero ojo, siempre me pareció interesante. Pero en el sentido del ambiente afuera es muy distinto. Creo que hay que exportar unos cuantos latinoamericanos para que se vengan con tambores y poner a bailar a los europeos en estas fechas. Aunque existe la excusa, el frio gobierna demasiado, así que es una de las razones que no hacen el ambiente con sabor. Olvidense nos morimos de fríos.

En cuanto a las carnes, pues siempre es casi igual a las tierras latinoamericanas, o sea hacen horneados. Pero es distintos, nosotros hacemos las carnes más jugosas con demasiado caldo. Entre más caldo tiene la dichosa carne, más orgulloso se siente hacía la damisela que hizo ese horneado. Aquí siempre es rico, pero es más seco y menos condimentados.

Aunque Stoica es un amante vegetariano, así que se pierde todas las delicias de estas fechas. Bueno ni modo, pero yo traté de disfrutar de todo lo que se trataba de comida.

En mis tierras el gran festejo se hace el 24 de diciembre, tanto que si no eres fiestero cuesta que te duermas pues el ruido y la festividad está muy a la vanguardia.  Aquí es distinto el 24 la pasan muy relajados y el 25 se celebra más pero con la familia y con una cena.

La tradición de regalos en el árbol está muy marcada. Pues en mi país las personas solo te dan los regalos y ya. Pero aquí me levante de muy buena mañana a ver mi regalo junto con Stoica. En esta fecha recibí regalos por parte de mi suegros y por parte de Stoica. No les contaré detalles, porque todo lo hice en mis historia de Instagram, que por cierto es: saracarvajaldepopa.

Los niños a buena mañana desde el 23 de diciembre van en casa en casa a cantar villancicos. Algo tan bello que me ha gustado. Y las personas le dan dinero y chocolates o dulces. En mi país los niños revientan muchos cohetes. 

Puse chocolates en nuestro árbol de navidad, me ha gustado esta tradición . Es para que los visitantes puedan agarrar unos cuantos dulcitos.

También me he llenado a morir en estos días navideños con este pan tradicional de Rumanía que se llama cozonac.

Gracias por leerme.