Danny Amaya un orgullo Salvadoreño.

Danny Amaya es un orgullo salvadoreño, empresario y fundador de una ONG en el Salvador. También ha dado apoyo a organizaciones en Honduras. Su historia es verdaderamente un ejemplo a seguir. Con tal solo 20$ en Estados Unidos, pudo crear su propio negocio, que ahora cuenta con 7 oficinas en Estados Unidos. Y no lo dudo, pues los salvadoreños siempre han sido catalogados de trabajadores y fuertes. Él es un hombre de buen corazón y vela por los necesitados. También pronto publicara su libro, para crecer en lo personal.  Leamos su historia e inspirate.

-Danny W. Amaya tiene 36 años y nació en el Salvador, departamento de Morazán El Salvador. Por Cuestiones de la guerra civil. Su madre emigro a Estados Unidos. Creció con su abuela su nombre. A sus 13 años, su mama fue a El Salvador para traerlo a él y a su hermano que se llama Walter. Walter nació con una condición cardiaca, la cual le impide escuchar y hablar. Cuando Danny llego a Estados Unidos, viniendo de una ciudad pequeña a una ciudad grande que es Housten Texas, fue un choque cultural, principalmente a los 13 años, donde las personas empiezan su identidad nacional. Y miraba el sacrificio de su madre, a las 3.00 am de la mañana y regresaba a la casa a las 11:pm de la noche.

Él allí, es donde se da cuenta el sacrificio de una madre y respeto al trabajo. A sus 16 años se mudaron a Maryland. La preocupación era que un ambiente negativo influyera en su futuro, porque era un ambiente de pandillas.  Fue a mediado de los noventas que había un incremento de pandillas juveniles.

Tomo la decisión de empezar  a trabajar en Maryland para poder a portar al hogar.

Le fue muy difícil trabajar y estudiar, pero era algo que tenía que cumplir como persona, sino para el bienestar para su familia.

¿Qué estudiaste en la universidad?

En la universidad teatro, psicología, y finalmente economía.

¿Fue difícil llegar dónde estás ahora?

He trabajado en vender zapatos y muebles, cada trabajo está dando una oportunidad de aprendizaje. No puedes decir que un trabajo no es bueno, aunque sea pequeño. Y cada trabajo es experiencia y me ha ayudado en las empresas.

Me comentó que al cumplir sus 30 años, empezó a analizar su vida, y sintió que no había logrado nada. Que simplemente había estado viviendo el día a día sin pensar en el mañana.

¿Me puede compartir eso, de que solo tenías 20$ en tu cuenta?

Solo 20 dólares tenía en la cuenta de banco, sin trabajo y viviendo en la casa de una prima. Me bauticé ese tiempo, y viajaba a El Salvador cada cuatro meses por lo menos dos años, y quería hacer cambio en mi vida. Y en ese momento es cuando me doy cuenta el amor de Dios con nosotros. Que él está esperando, cuando tomamos esa decisión de cambiar para mejorar. Y tenía la decisión de abrir mi propia empresa y emprender.

¿Cómo fueron tus comienzos de tu trabajo?

Tuve llamadas de cliente y al final de las llamadas, ellos me decían: bendiciones hermano. Y fue algo que pensé que estaba Dios conmigo. Empecé con amistades y hermanos de la iglesia. Trabajaba con impuestos, en otras palabras contabilidad. Llegue un sábado al El Salvador y el domingo me estaban llamando siete personas. El número siete ha estado importante en mi vida.

¿Me comentaste al inicio de esta entrevista que tu madre fue una bendición en tu vida?

Sí, le comente a mi mama que fue un fundamento, ella me ayudó y dijo que no tenía mucho dinero, pero iba a ser lo posible para ayudarme. Me compró una impresora y computadora notbook, esas computadoras que usas los niños, en las escuelas. Y bueno así empecé, y con ella y un familiar pudimos recoger y comprar el sistema.

¿Dónde fue el primer sitio de este proyecto de tu vida?

Visite un amigo y me dijo que me quería ayudar y rentar un escritorio. Y cobrarme 100$ al mes, y después tenía que buscar entre año en otro sitio. Porque en Estados Unidos un escritorio no te cobran 100$ al mes y más si te dan Internet, fax, papel etc.

¿Me imagino que tus ingresos no eran suficientes, como todo comienzo?

En esa oficina estuve un año, semanalmente mi ingreso de 20 a 30 dólares casi nada. Pero tenía que estar allí para crear clientes.

Me comentó que una vez se encontró a un Sr. judío, y conversando con él, le explicó su situación. Y el Sr. Judío le dijo que si gustaba, le podía rentar unos escritores. Le dijo que para ayudarlo le iba a cobrar 300$ por mes y te voy dar todo. Y fue allí donde mi empresa empezó a crecer. Que ahora es seguro para autos.

”En ese momento decide empezar a ese parte de eventos. Ya que te ayuda a mejorar tu vida social, interpersonal  y crecer en lo personal.”

Otro de sus enfoques es ayudar a los niños.

”Veo la importancia de una niñez saludable. Hacer la diferencia en la vida de alguien que se está formando.”

”Hace dos años, cuando iba a la oficina tomo un camino bonito, y miré dos iglesias al final del parque. Cuando llego a la calle, y una imagen de nenes en las calles y de barrios marginales. Y que necesitan ayuda en lugares bajos y marginales. También he ayudado a niños en las olimpiadas especiales.”

También pronto publicara su libro. Cosa que muchas personas están con muchas ansias de comprarlo.

¿Cómo empezó la idea del libro?

La idea del libro nació al interactuar con mis clientes y ver que hay mucha falta de información, principalmente cuándo emigran U.S.A. Y todavía llevan la mentalidad que están en sus países, sin darse cuenta que en U.S.A las leyes son más estrictas. El concepto del libro es ser una guía para mejorar sus vidas y poder tomar las decisiones correctas en este país. Un ejemplo es el primer capítulo se titula ‘’Aprender inglés. ’’

¿Cómo se llamará el libro?

El libro se llamará: Levántate y huele las rosas.

¿Danos un poquito más detalle de tu libro?

Nace variado de experiencias con clientes, conocidos, amigos, familias. Que toman decisiones por consecuencias graves. El mensaje es poder aconsejar a las personas que hacer. Una combinación de consejos y pensamientos positivos. Uno de los capítulos es ”Comer saludable.”

Danny también es un fundador de una organización que se llama ´´Ser Feliz”.

¿Cómo nace la idea de fundar esta organización?

Hace dos años en mis constantes viajes al Salvador, observe la gran necesidad de los niños en ciertos lugares donde no llegaban fundaciones internacionales o de gobiernos. Un día charlando con un amigo Empresario de El Salvador. Le dije que me ayudara a registrar y fundar la organización, ya que él vive en el Salvador. Él me iba ayudar en recaudar fondos, y en la cantidad que yo le mandara, él iba poner la otra cantidad para hacer el proyectos más grande. No recibimos ayuda de empresas, solo nosotros dos. Hemos logrado ya terminamos cinco proyectos y los cuales varían de llevar a niños a los odontólogos, celebrar en escuelas especiales, comprar camas y sillas de ruedas pare los niños que no tenían acceso a la ciudad. El plan de Ser Feliz es llegar a toda Latinoamérica. Actualmente hemos terminado tres proyectos en Olancho Honduras, en un centro de hogar de niños Santa María de los Ángeles ubicado en Juticalpa Olancho.

¿Algún consejo para la comunidad de Blog by Sara?

El peor error de un padre es darle mucho amor a sus hijos y no le ponerles responsabilidades.

 

Like - Me gusta

Share - Compartir